La fisioterapia en la sexualidad

Escrito por: Mario el 30 May 2019

Por Espinosa Vázquez Angélica Yenni
Especialidad en Diseño Gráfico
Grupo 33

La plática de fisioterapia que nos tocó presenciar en esta ocasión, con motivo de la Semana de la Salud que se llevó a cabo en el CEEC del 4 al 8 de marzo pasados, fue impartida personas que pertenecen a una institución llamada IPETH, la cual se basó en los métodos anticonceptivos que existen, así como también en las posiciones sexuales que pueden utilizar las personas que padecen alguna incapacidad, como estar en silla de ruedas o no tener un brazo, una pierna.

Se dio entender que a pesar de que es complicado tener relaciones sexuales, estas personas sí podrían tenerlas, pues en la actualidad existen muchos aparatos que las ayudarían en este tema, pero no se conocen mucho porque puede que exista alguna persona que no le parezca, aunque todos tenemos derecho a tener intimidad.

También se mencionó que el fisioterapeuta ayuda a darle una solución o darle a conocer al paciente cuáles son las posiciones para mejorar su desempeño en el sexo.

Considero que es realmente triste que en la actualidad seamos tan ignorantes y no sepamos respetar a las personas que sufren de alguna incapacidad porque, como se dijo en la conferencia, ellos no pidieron estar así, sino que nacieron así, y hay que aprender a respetar y entender que ahora cualquier persona puede pasar por un momento así y debemos ayudarla, más no reírnos.
En la experiencia que tengo, aprendí de grandes personas que tienen una incapacidad que jamás hay que dejarse vencer, no importa la situación en la que te encuentres, debemos luchar por nuestros sueños.

En la plática, la persona que la dio contó una anécdota sobre una chica que estaba en silla de ruedas, sobreprotegida por su madre y sintiéndose inútil, contó que ella quería tener relaciones sexuales, pero era difícil, pues su mamá le decía que ella tenía que hacerse a la idea que eso no iba a pasar, pues ningún hombre se fijaría en ella estando en esa situación, y cómo también existen personas que discriminan.

Realmente me sentí mal, pues ella solo tenía la necesidad o el querer tener relaciones sexuales con una persona y eso es algo normal, pero me doy cuenta que existe mucha ignorancia y poca educación sobre eso.

Ella, como cualquier otra persona, podía hacerlo sin límites, obviamente merece respeto y es algo que absolutamente a todas las personas les hace falta.

Ella es y será una persona admirable solo hay que aprender a quererse y amarse uno mismo, ya que nadie es perfecto y todos merecen ser amados.